Paula Lorena inició como docente de cátedra en 2006B y un semestre después pasó a ser de tiempo completo.

Lo que ha sido una relación sólida entre Paula Lorena Rodríguez Ferro y el programa Administración de Negocios Internacionales, del que ha sido docente desde hace 12 años, se transforma en un compromiso más sólido, al asumir este mes como su nueva directora.

Con su llegada como reemplazo de Sandra Lorena Tovar, muchas cosas se sostienen y nuevas metas se trazan. Por esto, si bien el plan de estudios continuará en proceso de evolución, la búsqueda de la tercera acreditación de alta calidad es el nuevo norte.

“Vamos a continuar con la visibilización del Programa en la región, pero también en el país, por eso estamos muy juiciosos con la autoevaluación para la tercera acreditación. En las dos anteriores fui la coordinadora del proceso, desde la docencia, pero ahora, como cabeza visible, la responsabilidad es mayor”, comenta la administradora financiera egresada de Unibagué.

El Programa sigue en búsqueda de nuevas tendencias, inspirado en grandes referentes desde las universidades nacionales y en la dinámica internacional, por lo que también se pretende vincular con mayor fuerza a profesores y estudiantes en investigación, y desarrollar proyectos de alto impacto, desde lo internacional, la administración y el emprendimiento.

Uno de los puntos fuertes de la relación del Programa con el entorno es el modo de interacción de sus estudiantes, desde lo ocurrido con la misión académica a Penn State University, cumplida durante el semestre A de 2018.

“Debido al éxito de la misión, el siguiente año sus estudiantes vendrán. En 2020 nosotros iremos y seguiremos rotando, porque la idea es mezclar los temas cultural y académico, para que sea de retroalimentación”, explicó Rodríguez.

¿Quién es ella?

Paula Lorena es administradora financiera egresada de Unibagué, por eso tiene claro que su perfil se enfoca en dicho ámbito, así como en la línea internacional, a la que apoya debido a su llegada a la Dirección del Programa.

“Con la Universidad es una relación permanente, siempre dedicada a ayudar en todos los procesos académicos, investigativos, administrativos y de extensión. Espero seguir haciéndolo por mucho tiempo, hasta que me lo permita la Institución”, comentó.

Lo hará con el hincapié de las tres competencias que debe poseer el egresado de calidad: lo internacional, la gestión y la creación de empresa, “porque la región y Colombia lo necesitan y debemos trabajarlo de forma fuerte con los estudiantes”.

Otras prioridades para los administradores de negocios internacionales del presente y el futuro son el aprendizaje de varios idiomas y la premisa de "ser líderes y empresarios, desarrollar equipos de trabajo, ser colaborativos y tener consciencia de responsabilidad social".

A su juicio, "lo tenemos, pero hay que trabajarlo mucho, porque el mundo de los negocios es demasiado versátil y la dinámica siempre nos va a llevar a más, más y más".